Todo sobre los Aminoácidos

Del mismo modo que se dice que para construir una casa son necesarios los ladrillos, la naturaleza emplea proteínas para dar forma y construir todo aquello que vemos, y los aminoácidos no son más que la arcilla a partir de la cual se forman esos “ladrillos” de la naturaleza.

Pero esta función de soporte sólo es una de las miles de actividades en las que intervienen las proteínas. La dureza de las pezuñas de las vacas, la capacidad de los glóbulos rojos de transportar oxígeno por la sangre o incluso la reacción química que hace posible que las luciérnagas emitan luz son algunas muestras de la forma en la que las proteínas intervienen en la naturaleza.

A pesar de la enorme diversidad de proteínas existente, resulta curioso saber que todas ellas están formadas a partir de la combinación de 20 moléculas, denominadas aminoácidos, y que son éstas, en última instancia, las que determinan la función que tendrá la proteína que forman. Estos 20 aminoácidos se denominan estándar, ya que son los que realmente tienen una importancia significativa.

¿Qué es un Aminoácido?

Para describir un aminoácido de manera sencilla es necesario empezar por el principio. Los elementos químicos tales como el carbono, el nitrógeno y el oxígeno se dan con frecuencia en nuestro medio, y cada uno tiene unas características que lo diferencian de los demás. 

Esos elementos los podemos ir dividiendo cada vez en cantidades más pequeñas y siempre van a mantener sus propiedades, hasta que llegamos a un límite en el que si lo seguimos dividiendo perderían sus características. Esa cantidad límite es lo que se denomina átomo y es una cantidad tan pequeña que en un grano de arena cabrían más de dos trillones de ellos.

Esos átomos constituyen la base de todo lo que conocemos, y para conseguirlo se unen entre sí dos o más de ellos mediante una unión muy fuerte, formando una nueva estructura química. Esto es lo que se conoce como molécula.

Pues bien, los aminoácidos son moléculas compuestas por carbono, oxígeno, hidrógeno y nitrógeno fundamentalmente. Estos elementos combinados dan lugar a un armazón al que se le pueden añadir otros átomos o moléculas. Todas estas estructuras que se añaden a la estructura principal del aminoácido reciben el nombre de radicales, que son los que aportan las características que diferencia a unos aminoácidos de otros.

Se conocen cientos de aminoácidos, ya que existen cientos de moléculas diferentes que se pueden unir a la estructura principal, pero solamente 20 de ellos (aunque recientemente se incluyeron otros dos) van a ser las moléculas de las que se componen las proteínas, que son las moléculas fundamentales que dan lugar a la vida.

¿Por qué son importantes los Aminoácidos?

La importancia de los aminoácidos está estrechamente ligada a su función como base sobre la que se forman las proteínas, ya que estas tienen una función biológica importantísima, destacando:

Son la base sobre la que se crean los tejidos que componen el cuerpo.

- Permiten la contracción muscular.

- Defienden el organismo a través de los anticuerpos o haciendo posible la coagulación y cicatrización de las heridas.

- Ayudan a mantener el equilibrio entre los ácidos y las bases del organismo y contribuyen también a mantener la cantidad de nitrógeno en los valores adecuados.

- Permiten la comunicación entre las células nerviosas y los tejidos, ya que las sustancias que realizan esta función, los neurotransmisores, son estructuras proteicas. Además, las hormonas también pertenecen al grupo de las proteínas.

- Las enzimas son las moléculas que facilitan que una reacción química sea posible. Son las responsables en gran medida de que el metabolismo de las células del organismo se realice y todas ellas son de naturaleza proteica.

Además de esto, cada aminoácido tiene una función propia según su composición, tales como proporcionar energía a las células para que realicen sus funciones o ayudar en la absorción de determinados nutrientes en el tubo digestivo.

¿Cómo se Clasifican los Aminoácidos Estándar?

Existen varios métodos para clasificarlos dependiendo de su estructura química o su comportamiento ante determinadas situaciones de laboratorio, pero la más importante se centra en su método de obtención y los divide en esenciales y no esenciales.

Los aminoácidos esenciales son aquellos que no produce el organismo y que es necesario incluirlos en la dieta para poder sintetizar las proteínas que los constituyen. Son Valina, Leucina, Treonina, Lisina, Triptófano, Histidina, Fenilalanina, Isoleucina, Arginina y Metionina y los analizaremos al detalle más adelante.

Por su parte, los aminoácidos no esenciales son los que nuestro organismo produce a partir del ADN, y son Alanina, Prolina, Glicina, Serina, Cisteína, Asparagina, Glutamina, Tirosina, Ácido aspártico y Ácido glutámico. También se verán en los próximos apartados

comments powered by Disqus